Consejos para cuidar tus piernas durante el embarazo

0

cuida tus piernas en el embarazo

Durante el embarazo, las piernas sufren ya que aumentas de peso, retienes líquidos y surgen problemas de circulación. El 20% de las mujeres embarazadas tienen varices, es decir, las venas de las piernas se dilatan haciéndose visibles (son de color azulado) y lo peor es que en ocasiones se hinchan demasiado y duelen mucho.
Además sientes pesadez, te dan calambres por el sobrepeso y los pies se resienten.

Por ello, vamos a darte unos sencillos consejos para evitar estos problemas y sentirte ligera y descansada.

Consejos generales

  1. No uses medias que te opriman la circulación
  2. En todo caso puedes usar unas medias de compresión que estimulan la circulación sanguínea.
  3. Depílate en frío, no con cera caliente. Pasa la ducha por toda la pierna alternando agua fría y caliente (pero no demasiado), así estimularás la circulación.

Alimentación

Para evitar la pesadez en las piernas y la hinchazón de los tobillos provocada por la acumulación de líquidos evita consumir alimentos que la favorezcan, como la sal o el café. Incluye en tu dieta otros con alto contenido en flavonoides, ya que tienen propiedades antiinflamatorias. Aumenta también el consumo de alimentos ricos en fibra, ya que el estreñimiento aumenta el riesgo de padecer varices.

Relajación

Túmbate en el suelo boca arriba cerca de la pared, eleva las piernas y apóyalas contra su superficie formando una L con tu cuerpo; apoya las manos sobre tu vientre y respira profundamente. No sólo relajarás las piernas, sino todo tu cuerpo. Si tu barriguita es muy pronunciada, usa todos los cojines que puedas para mantener las piernas altas y mantente así de quince minutos a media hora.

Masajes suaves

Date suaves masajes (o pide a tu pareja que te los dé) tanto en los pies como en las piernas, apretando suavemente éstos y luego deslizando suavemente las manos desde el pie al muslo para estimular el riego sanguíneo. Puedes usar cremas especiales que se venden en el mercado específicas para las varices, pero si te gustan las cremas naturales, te propongo una que no sólo estimulará la circulación, sino que, además, embellecerá tu piel.

Crema Regeneradora

Usa 2 cucharadas soperas de cebada en polvo
2 o 3 cucharadas de leche
Añade 2 cucharadas de miel
Por ultimo 3 cucharaditas de hojas de menta picada

Bate con un tenedor la miel, la menta y la cebada. Cuando esté bien mezclado, añade la leche poco a poco hasta que quede una crema no muy líquida. Date un suave masaje y déjala actuar hasta que la piel haya absorbido casi su totalidad. Luego, retírate el sobrante con un buen chorro de agua fría.

Consiente tus pies

Sumerge los pies en un recipiente con agua fría en el que hayas echado un puñado de sal. También es muy bueno para relajar tus pies sobrecargados sumergirlos en agua caliente (nunca a una temperatura superior a 37 ºC) con extracto de castaño de Indias. También hay unos jacuzzis para los pies portátiles, así como rodillos de madera que estimulan los puntos reflejos de la planta del pie cuando los pasas sobre ellos.

Si sigues estos sencillos consejos tus piernas se sentirán aliviadas y atenuarás (incluso evitarás) que aparezcan la retención de líquidos, los calambres, la mala circulación y las varices durante el embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here