Depilación: Los errores más frecuentes

0
Depilación

Para muchas mujeres (e incluso hombres), el acto de depilarse es todo un suplicio. Alergias, enfermedades en la piel, poca maña o no aguantar el dolor son factores que convierten a la depilación en un acto de fe. Aunque actualmente son muchas las mujeres que realizan la depilación láser, muchas continúan con este proceso en sus casas.

Sin embargo, existen unos errores que son muy habituales, pero que si se pone un poco de interés pueden desaparecer y evitar manchas, quemaduras o similares en las partes del cuerpo que se desean depilar. Apunta bien estas recomendaciones porque te vendrán de maravilla la próxima vez que tengas que ponerte manos a la obra tanto para la piel como para el crecimiento posterior del vello.

Errores habituales antes o después de depilar

  • No tomar el sol.

Te lo habrán dicho muchas veces, pero es que es totalmente cierto. Tanto antes como después de la depilación, así sea con cera caliente o con láser, no es nada bueno exponerse a los rayos ultravioleta dentro de las 24 horas antes y después de una sesión de depilación. Durante ese tiempo la piel se vuelve mucho más sensible y puede dar lugar a quemaduras graves o incluso hiperpigmentación.

  • Prohibido en seco o con jabón.

Muchas veces lo hacemos para ahorrar tiempo e incluso por economía, pero es pan para hoy y hambre para mañana. Y es que pasarse la cuchilla en seco irrita mucho la piel y provoca un riesgo mayor de cortes, mientras que el jabón seca la piel y evita que la cuchilla se deslice correctamente.

  • Ojo con la menstruación

Aunque suene raro, el periodo de menstruación también puede afectar a nuestra depilación. Y es que la piel suele estar mucho más sensible durante los días anteriores a la regla, y los folículos pueden hincharse más de la cuenta e incluso permanecer enrojecidos. Por eso, se recomienda no depilarse la semana anterior a la menstruación.

  • No aplicar crema perfumada.

En los últimos años se ha puesto de moda aplicar cremas perfumadas después de la depilación. Está claro que externamente olerás muy bien y lucirás divina, pero tienes que saber que después de pasar la cuchilla, la piel está mucho más sensible y los folículos abiertos, por lo que el perfume podría causar quemazón, escozor o incluso una reacción alérgica. Mucho cuidado.

  •  Nunca competir.

Es de cajón, pero hay muchas hermanas, hijas, madres o compañeras de piso que siguen compartiendo las cuchillas. Incluso mujeres que toman prestadas las de su novio o pareja. Hay que evitarlo, porque además de una posible aparición de foliculitis, una enfermedad grave de la piel, también se pueden propagar verrugas, herpes e incluso tiña inguinal.

Ahora ya sabes unas cuantas recomendaciones para el temido momento de la depilación. Si sigues estos consejos, muy pronto notarás que este suplicio lo es algo menos. Ahora bien, sigue atenta a tu piel, pues ella es el mejor termómetro para saber qué te viene bien y cuál mal.

Producto disponible en Amazon.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here