Cómo prevenir las estrías durante el embarazo

0
prevenir estrias en el embarazo

Durante la gestación se producen importantes cambios en el organismo d, fisiológicos y hormonales, algunos pueden tener un efecto negativo en nuestra estética.

En lo relativo a la piel, el vientre puede llegar a aumentar hasta diez veces su tamaño;  por lo que aparecen un tipo de estrías denominadas de distensión.

Las estrías de distensión son distintas de las purpúreas de color violeta producidas por hipercortisolismo y por el consumo excesivo de corticoides.

Las estrías son rupturas de la dermis (cicatrices, en definitiva). De color blanquecino (en el caso de las embarazadas), aparecen generalmente a partir de la vigésimo segunda semana de gestación. No sólo en el vientre, sino en los senos (sobre todo durante la lactancia), caderas, glúteos y muslos, intensificándose en los casos en los que se espera más de un bebé o porque ha habido un aumento de peso excesivo (más de 15 kilos).

Es necesario prevenirlas antes que tratarlas, porque al ser roturas disminuirán, pero no desaparecerán totalmente, quedando como diminutas líneas blancas en la dermis de por vida.

No sólo deberás mantener la piel hidratada y elástica desde fuera, sino desde dentro.

Cuida tu piel desde fuera:

Aplicándote cremas ricas en elastina pellizcando suavemente la zona con masajes circulares o, mejor aún, con los nudillos ya que estimularás la circulación cutánea y facilitarás la absorción de la crema. La crema de árnica está especialmente indicada para las estrías en el embarazo, así como las ricas en vitamina E. Las mascarillas naturales de uva, cola de caballo y el aceite de argán también combaten eficazmente su aparición.

Cuida tu piel desde el interior

Desde dentro, cuidando tu alimentación ingiriendo alimentos ricos en los siguientes nutrientes:

Vitamina A (conocida también como retinol):

Interviene activamente en la formación y mantenimiento de las células. Los alimentos con mayor contenido en esta vitamina son el hígado, la mantequilla y las frutas y verduras con un color intenso ya que es indicativo de que tienen mucho betacaroteno (zanahoria, calabaza, espinaca, etc)

Vitamina C:

Antioxidante, ayuda a la producción de colágeno y a la cicatrización de las heridas. Aparte de la naranja y el limón, otros alimentos con un índice altísimo en esta vitamina son la ciruela Kakadu, el escaramujo, la acerola, la guayaba y la grosella negra.

Magnesio:

Este mineral no sólo ayuda a sintetizar el colágeno; tambienque es efectivo para las embarazadas ya que previene las convulsiones y los partos prematuros al mantener el útero relajado. Los alimentos más ricos en este mineral son los frutos secos (girasol, sésamo, almendras), cereales (trigo, levadura, mijo, arroz) y legumbres( soja, garbanzos y lentejas)

Zinc:

Ayuda al sistema inmunológico, a la cicatrización de las heridas y ayuda al feto a desarrollarse adecuadamente. Presente en los alimentos ricos en proteínas (carnes, principalmente) y en las habas, nueces y levadura.

También deberás ingerir muchos líquidos, no sólo agua mineral sino purés, zumos de frutas naturales (especialmente con alto contenido en las vitaminas mencionadas) y también infusiones depurativas.

Evita las estrías desde dentro para estar preciosa por fuera. Feliz embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here